La tragedia de Fidel Castro

La tragedia de Fidel Castro

João Cerqueira

El indio

El indio

Jón Gnarr

Enlace al RSS RSS

Por una noche de amor

Traducción y postfacio de Gonzalo Gómez Montoro y Rubén Pujante Corbalán

La inmensa producción novelística de Émile Zola (1840-1902) ha desplazado tradicionalmente a un segundo plano la relevancia de su obra narrativa breve, menos copiosa, pero no por ello de inferior calidad literaria. En los últimos años, no obstante, este panorama ha cambiado con la merecida revalorización de sus cuentos y relatos.
La selección de esta pequeña antología no obedece a leyes azarosas ni caprichos editoriales, sino a criterios literarios que tienen su primer punto de encuentro en el marco de El Mensajero de Europa, prestigiosa revista rusa con la que Zola colaboró regularmente entre 1875 y 1880. Como precisan en su postfacio los traductores (Gonzalo Gómez Montoro y Rubén Pujante Corbalán), en algunos casos los textos no habían vuelto a traducirse al español desde hacía más de un siglo.

Desde la pasión condicionada por las clases sociales, al estudio psicológico del matrimonio de artistas, pasando por la fábula romántica y la experiencia iniciática, los más complejos sentimientos amorosos aparecen finamente diseccionados aquí por el bisturí del padre del naturalismo literario.

«Entre ellos ninguna mentira fue posible; ella era la razón, la honestidad, la fuerza, mientras que él caía en todas las debilidades…

Émile Zola, considerado uno de los padres del naturalismo, nació en París en 1840. Transcurrió su infancia en Aix-en-Provence, donde fue compañero de estudios de Paul Cézanne. En 1858 regresó a París y, tras no aprobar los exámenes de bachillerato, consiguió empleo en las aduanas y, después, en la editorial Hachette. Este último trabajo le permitió entrar en contacto con el mundo artístico de la capital y descubrir su vocación literaria. En 1864, publicó su primer libro, Cuentos para Ninon, y, el año siguiente, la novela autobiográfica La confesión de Claude (Funambulista, 2013). A partir de entonces, se dedicó exclusivamente a la escritura y, paulatinamente, fue alejándose del romanticismo y acercándose a la filosofía positivista y al realismo. Con Teresa Raquin (1867) se consagró ante el gran público, y, entre 1870 y 1893, ideó y escribió Los Rougon-Macquart, un ambicioso proyecto compuesto por veinte novelas de carácter naturalista (entre las cuales Naná y Germinal) en que relató la historia de varias generaciones de una familia bajo el Segundo Imperio.
Entre su obra ensayística destacan La novela experimental (1880), que fue el más importante manifiesto del naturalismo, y ¡Yo acuso! (1898), un extenso artículo en el que defendió abiertamente la inocencia del capitán Dreyfus, judío acusado de alta traición a la patria. A raíz de este artículo, tuvo que exiliarse a Londres hasta que se demostró el complot en el famoso «Asunto Dreyfus». En 1899 volvió a París y el 29 de septiembre de 1902 murió asfixiado por el mal funcionamiento de una chimenea, aunque su fallecimiento queda todavía envuelto en el misterio.

Lee un fragmento

FICHA TÉCNICA

Traducción y postfacio de Gonzalo Gómez Montoro y Rubén Pujante Corbalán

ISBN: 978-84-944443-8-8
Rústica con solapas
264 páginas
Tamaño: 12 x 20 cm.
PVP sin IVA: 15,38 €
PVP con IVA: 16 €
Fecha de publicación: mayo de 2016

Noticias sobre Por una noche de amor

Librario íntimo

No resulta infrecuente que la Historia de la Literatura, a fuerza de adherir etiquetas y asperjar famas, aboque a un elevado número de lectores a la inmersión en equívocos. Aseguraba Ernest Hemingway, con frase paradójica, que todo el que generaliza procede injustamente. Y casi idéntico juicio podría formularse sobre quienes reducen el valor literario de un autor a la inmisericordia errónea de un cliché. [...]

Vegamediapress

Como bien indican en el postfacio Gonzalo Gómez Montoro y Rubén Pujante Corbalán, estamos acostumbrados a leer a Zola como novelista de largo aliento, de sagas, trilogías y tetralogías. [...]

© Editorial Funambulista 2017 | Login | Contacto | Aviso Legal