El suicidio de Saúl

El suicidio de Saúl

Carlos Eugenio López

Esplendor insólito

Esplendor insólito

Eduardo Gallarza

Teatro irrepresentable

Teatro irrepresentable

Enrique Jardiel Poncela

Giovanni Episcopo

Giovanni Episcopo

Gabriele D'Annunzio

Enlace al RSS RSS

Lectura para un tren de largo recorrido


Es éste un libro realmente sorprendente: Juan Ruiz Cantudo le encargó poco antes de morir a su hija, Teresa Ruiz, que acabase la novela que estaba escribiendo, cosa que ella así hizo. Pero Lectura para un tren de largo recorrido es algo más que eso, como también algo más que una historia de amor entre dos personajes llamados Alonso Quijano y Aldonza Lorenzo, que se conocen y se enamoran en el tren Madrid-París, o una novela policiaca en torno a un peculiar asesino a sueldo encargado de matar a Aldonza, o una novela sobre los que ganaron y los que perdieron la guerra civil española. Los temas principales ciertamente son la soledad, los fantasmas del pasado, las cuentas pendientes, el rencor, las relaciones entre generaciones o la represión de la ira, pero todo es tratado con ligereza, ironía y, en definitiva, mediante la gran originalidad de incorporar al lector en la propia ficción, quedando éste hechizado por la misma nostalgia de «un futuro que no fue» que embarga a los personajes.

Acompañan a la novela el poemario Qué tendrá la tarde, de Juan Ruiz Cantudo, recopilación de una obra escrita y reescrita a lo largo de toda una vida, así como un bello texto de Teresa Ruiz, que da cuenta de la génesis del poemario de su padre y que revela algunas claves de la de la novela escrita —póstumamente— a cuatro manos.

«Tenía ganas de leer una de esas novelas que se leen en los trenes mientras el tiempo en el reloj de pulsera corre lentamente y el tren devora un paisaje en sombras que no ves y sólo sospechas. Se comprometía a leerla de cabo a rabo, con la ilusión de llegar a esas páginas en que ella y él, que viajan sin saberlo en el mismo tren y leen la misma novela, se encuentran por azar en el pasillo del vagón y descubren que se aman, que se han amado siempre, mas ninguno de ellos da el primer paso y se lo confiesa al otro…


Teresa Ruiz Martín nació en Madrid, ciudad en la que pasó su infancia y permaneció hasta concluir sus estudios universitarios. Se licenció en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense. Ha vivido en Oxford, París, Viena, Göttingen, Tréveris. Desde 1987 reside en Luxemburgo donde trabaja como traductora. Las revistas Abril (Luxemburgo) y Veintiuno (Madrid) han recogido varios de sus textos. En 1998 publicó el libro de relatos Cuentos luxemburgueses (Editorial Excritos, Bruselas).

Los colores del agua (Editorial Funambulista, 2005), su primera novela, fue una de las finalistas del primer Premio de Novela Mario Lacruz (jurado compuesto por Rafael Borràs, Enrique Badosa, Juan Marsé, Rosa Montero y Miguel Sáenz).

Juan Ruiz Cantudo nació en La Carolina (Jaén) en septiembre de 1921. La guerra civil le sorprendió en Madrid, casi adolescente, como militante de la CNT, y terminó para él en el puerto de Alicante, viendo unos barcos que nunca lograría alcanzar. Vivió casi toda su vida en Madrid, en un discreto y desengañado exilio interior, dedicado a su familia y a su afición: la escritura. Sus últimos años los pasó en Luxemburgo, feliz aunque enfermo. Murió en esta ciudad en mayo de 2008, joven de espíritu pero quebrado de cuerpo, de eso que se suele llamar una larga enfermedad.
Lee un fragmento

FICHA TÉCNICA

ISBN: 978-84-940906-1-5
576 páginas
Rústica
Tamaño: 15 x 22 cm.
PVP sin IVA: 20,19 €
PVP con IVA: 21 €
Fecha de publicación: febrero de 2013

© Editorial Funambulista 2017 | Login | Contacto | Aviso Legal