La vida que nos mata

La vida que nos mata

Xabier López López

Senderos de gloria

Senderos de gloria

Humphrey Cobb

El Buda riente

El Buda riente

David G. Lanoue

Enlace al RSS RSS

Diario secreto 1836-1837

Traducido por: Olga Volkonskaya
Prefacio de Mijail Armalinsky

Este «diario secreto» del último año de la vida de Pushkin (el texto más buscado en Rusia durante casi siglo y medio, y sacado clandestinamente de la extinta U.R.S.S.) constituye algo más que el testamento vital del gran poeta ruso: es una visión insólita sobre la vida, la muerte y… el sexo. Y es que en vísperas del duelo que le costaría la vida, el gran Pushkin muestra en efecto la cara oculta del hombre al que admiró toda Rusia: su sed de escritura y de goce sexual, las dificultades de la vida conyugal, sus complejas relaciones con el zar Nicolás I, pero, sobre todo, su necesidad de coleccionar mujeres, a pesar de estar casado con una de las más grandes bellezas de la Corte imperial.

Insaciable seductor, amante de sus cuñadas así como de las prostitutas de las calles de San Petersburgo, su veneración por el sexo femenino le hizo multiplicar las aventuras como un santón que visitara todas las iglesias para mejor rezarle a un mismo Dios.

Pero cuando su esposa se presta a los juegos eróticos del Zar y se deja seducir por el joven y apuesto barón francés D’Anthès y Pushkin, presa de los celos, lo reta en duelo, estará buscándose su propia pérdida.

«Yo no idolatro a una u otra mujer, sino su vagina. Y cuando el fuego de mi oración empieza a debilitarse, me dirijo hacia un nuevo sexo, para seguir conservando esa chispa divina. Una sola mujer no es capaz de sustituir el mundo entero de las mujeres.
¿O es que acaso se puede reprochar a un caminante que entre a rezar a los distintos templos que se encuentra en el camino si le reza al mismo Dios?

Alexander Sergéyevich Pushkin, considerado unánimemente como el padre de la literatura rusa moderna, nació en Moscú en 1799 en el seno de una familia de la antigua aristocracia (si bien tenía un bisabuelo negro, de lo que se enorgullecía) y, como era habitual para la clase a la que pertenecía, recibió una educación basada principalmente en la cultura francesa. Compuso sus primeros versos durante los años en el Liceo Imperial y, con sólo quince años, vio publicados sus poemas en la revista Vestnik Evropy. Al completar sus estudios, encontró trabajo en San Petersburgo donde dio rienda suelta a sus dos intereses principales: las mujeres y la literatura. Como consecuencia de la participación en unos salones literarios progresistas y de la publicación de poemas considerados ideológicamente peligrosos para el imperio, fue obligado a exiliarse en Yekaterinoslaf y en Odesa. Durante el exilio compuso varias obras, entre las cuales El prisionero del Cáucaso, de claro estilo byroniano, y empezó la redacción de Eugenio Onegin que completó sólo a su vuelta a San Petersburgo (1830) donde el zar Nicolás I lo acogió bajo su protección. Poeta consagrado, mujeriego desenfrenado, endeudado crónico, adicto al juego, odiado por la aristocracia a la que pertenecía por nacimiento pero no por ideología, Pushkin, en 1831, contrajo matrimonio con la bellísima Natalia Goncharova que fue la causa indirecta de su muerte cuando, en 1837, retó a duelo a D’Anthès, un militar francés que asediaba a su mujer, y que lo dejó mortalmente herido. Pushkin abrió el camino de la que sería la gran literatura rusa de los siglos XIX y XX.

Lee un fragmento

FICHA TÉCNICA

Traducción de Olga Volkonskaya
Prefacio de Mijail Armalinsky

ISBN: 978-84-939045-9-3
232 páginas
Rústica
Tamaño: 12 x 20 cm.

PVP sin IVA: 16,35 €
PVP con IVA: 17 €
Fecha de publicación: octubre de 2011

© Editorial Funambulista 2014 | Login | Contacto | Aviso Legal